Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información en Uso de cookiesx

  1. Inicio
  2. La ciudad
  3. Qué hacer y visitar
  4. Paseos por la ciudad
  5. Ciudadela y murallas

Ciudadela y murallas

ciudadela. vista panorámica

Ciudadela

Los glacis

Reciben este nombre los terrenos que rodeaban este tipo de fortificaciones. Se trata de una superficie con una pendiente suave y uniforme hacia los fosos, en la que no estaba permitido construir. Desde el siglo XVII constituyen uno de los paseos preferidos por los pamploneses. Hoy estos jardines -Vuelta del Castillo- son una espectacular zona verde en la que pasear o practicar deportes.

Los fosos

Los fosos son también visitables y forman parte de este parque. Este espacio laberíntico posee una senda central que conduce al paseante a través de pequeños estanques, pistas de juego y un popular frontón.

Cuerpo de guardia

La puerta principal del recinto se construyó según un proyecto de Llovet (1767) y da a la avenida del Ejército. Al interior, se encuentra el cuerpo de guardia, en la actualidad almacén y espacio de oficinas municipales.

Puerta del Socorro y Capilla

Esta puerta, trasladada aquí en 1720 desde el baluarte de Santa María, comunica hoy la Ciudadela con la Vuelta del Castillo a través de un puente sobre los fosos, en su día levadizo. Junto a ella, en el interior, se encuentra la Capilla, donde hoy se pueden celebrar enlaces matrimoniales.

Parque interior

El interior de este sofisticado aparato bélico es hoy un hermoso parque público con sendas y praderas, numerosas especies arbóreas y un museo al aire libre de la mejor escultura contemporánea: Jorge Oteiza, Néstor Barretxea, Vicente Larrea, Alberto Eslava, Ricardo Ugarte, Imanol Aguirre, Pablo Juarros...

El Polvorín

Construido en 1694 es la construcción más antigua del recinto. Hoy acoge exposiciones de arte.

Sala de Armas

Se construyó en 1725, según el proyecto de reformas del prestigioso Verboom para la Ciudadela y las Murallas. Posee cuatro plantas y servía como almacén de artillería. Hoy acoge muestras artísticas y culturales.

Horno

El antiguo horno de pan de la fortificación funciona hoy como centro de exposiciones e instalaciones vanguardistas.

Pabellón de Mixtos

Otro de los espacios expositivos lo forman las dos enormes salas de esta construcción, reformada en 1720 y fechas posteriores.

Murallas

Media Luna de San Bartolomé

Es posible recorrer paseando las tres cuartas partes del perímetro original de las murallas y llegar hasta la Ciudadela. El recorrido puede comenzar aquí, en el Parque de la Media Luna, un parque romántico diseñado a principios del siglo XX. El paseo puede continuar a los pies de las murallas, por el parque de la Tejería, o por la parte superior, llegando hasta el Bastión del Redín.

Ronda Barbazana

Este paseo de ronda discurre paralelo al lienzo más antiguo de todo el conjunto amurallado (XVI), entre el Bastión del Labrit y el del Redín. Es una de las zonas más bellas de la ciudad, en la trasera del Palacio Episcopal y del conjunto catedralicio.

Bastión del Redín

Es la parte más alta de las murallas y desde aquí puede disfrutarse de unas vistas extraordinarias de los fosos y de la ciudad extramuros. Aquí se encuentra el Mesón del Caballo Blanco, un antiguo palacio y posterior hospedería de peregrinos. La calle que conduce a la Catedral es uno de los rincones con más encanto de Pamplona.

Portal de Francia

Desde el Bastión del Redín puede verse el portal más antiguo de la ciudad, también llamado Portal de Zumalacárregui (1553). Muestra un escudo tallado con el águila bicéfala y las armas imperiales. Los peregrinos desde antaño, después de atravesar el Arga, acceden por aquí hasta el barrio medieval de la Navarrería.

Baluarte de la Taconera

Si continuamos por el Paseo del Redín llegaremos hasta el Museo de Navarra y desde allí, por el paseo de Ronda, hasta la Plaza Virgen de la O. EL Portal Nuevo, sobre la Avenida de Guipúzcoa, da acceso al Baluarte de la Taconera, que acoge el parque más antiguo de la ciudad (1830), un jardín romántico de estilo francés. Los fosos albergan un precioso zoo con ciervos, patos, conejos y pavos reales en semi-libertad.

Refuerzos de la muralla (XVII-XVIII)

Desde el finales del XVII se suceden en las Murallas numerosas obras de refuerzo para adecuar el aparato defensivo a los nuevos tiempos: contraguardias, medias lunas, revellines... La construcción de la Ciudadela, los baluartes bajos del Pilar y Guadalupe, o los fuertes de San Bartolomé, San Roque y del Príncipe, pertenecen a este periodo.

©Ayuntamiento de Pamplona. Plaza Consistorial, s/n 31001 - Pamplona (Navarra) - 948 420 100 - pamplona@pamplona.es

Compártelo

Icono de conformidad Nivel Doble-A, W3C-WAI pautas de accesibilidad a los contenidos de la Web 1.0 del W3C-WAI